TAPEFOBIA

La tapefobia se refiere al miedo a ser enterrado vivo. Etimológicamente la palabra proviene del griego taphos que significa tumba y de phobos que significa miedo, por lo que tapefobia literalmente significa miedo a la tumba o el temor a ser enterrado en una tumba cuando todavía se tiene vida. Si bien es cierto que muchas personas pueden sentir algunos miedos con respecto a la idea de ser enterradas vivas, se convierte en fobia cuando el miedo es considerado como irracional y anormal. Es decir cuando el miedo ha comenzado a dominar su vida y a interferir con la calidad de la misma. Cabe señalar que antes del advenimiento de la medicina moderna, el miedo no era considerado como irracional, ya que se sabe que a lo largo de la historia se presentaron numerosos casos en los que la gente era enterrada viva accidentalmente. Además existen diferentes leyendas urbanas donde se narra que alguna persona en estado de coma fue enterrada y despertó años después para realmente morir de una manera aterradora. Es de mencionar que en la literatura también se han encontrado algunos casos que tratan sobre el miedo a ser enterrado vivo. Pero además de un aspecto histórico cuando una persona padece de esta fobia pueden existir otras causas mucho más directas, ya que tal y como sucede con otras fobias la persona pudo haber tenido una experiencia verdaderamente traumática o haber escuchado alguna historia que le impactó de tal manera que comenzó a sembrarse la raíz del miedo irracional y patológico. Con respecto a la forma de enfrentar a la tapefobia, se incluyen las terapias que también se aplican en otros tipos de fobias, como es la terapia cognitivo-conductual y la programación neurolingüística. Si el miedo ha afectado en gran manera a la calidad de vida, y los ataques de ansiedad son muy profundos, se puede recurrir a la medicina, donde se recetan algunos antidepresivos y ansiolíticos para minimizar las reacciones fisiológicas relacionadas con el miedo.