AGAETOFOBIA

La agaetofobia es conocida como el miedo a la locura o el miedo a volverse loco, también es conocida como dementofobia donde se le teme a la locura y se presentan los miedos irracionales a estar enajenado, es decir a perder la razón, ya sea de una manera permanente o transitoria, lo que lleva a presentar cambios en el comportamiento de la persona, que terminan por afectar de manera significativa su calidad de vida. La agaetofobia es definida como el miedo anormal, persistente e injustificado tanto a la locura como a volverse loco, por lo que la persona que la padece sufre de momentos casi interminables de una angustia innecesaria. Debido a la angustia latente, la persona puede experimentar recurrentes ataques de pánico, es así que el agaetófobo puede llegar a alejarse sus seres queridos y de sus compañeros de trabajo, lo que indudablemente afecta su estilo de vida. Algunas personas experimentan los miedos casi todo el tiempo, otras reaccionan ante estímulos directos, cada persona tiene su propio patrón, de cómo y cuándo llegan a sentirse mal.

Como en otros tipos de fobias, la causa directa de la agaetofobia se presenta por la mente inconsciente, y se manifiesta como un mecanismo de protección, ya que generalmente la agaetofobia surge en algún momento del pasado de la persona, cuando un evento asociado con la locura conllevó un trauma emocional. Esto sucede porque generalmente las emociones y la forma de reaccionar ante diferentes situaciones representan las principales formas en que los seres humanos aprenden, y si en el pasado se tuvo algún evento traumático asociado con la locura, esto se puede convertir en una fobia en el futuro de la persona, lo que es explicado por la asociación negativa que se torna suficientemente potente, aunado a que la mente inconsciente piensa casi persistentemente. Cabe señalar que aunque el catalizador original pudo haber sido un trauma en la vida real, la fobia también puede ser desencadenada por otros tipos de eventos, como es el caso de películas o viendo de frente a una persona que padezca de locura.

Los síntomas de la agaetofobia son similares a los de otras fobias, y ante los estímulos directos o indirectos la persona puede comenzar a manifestar una rápida respiración, sentimientos de temor, sudoración, un latido irregular del corazón, dificultad para respirar, náuseas, entre otros. Para tratar a la agaetofobia existen diferentes medicamentos que han mostrado efectividad, sin embargo, los efectos secundarios o bien los síntomas de abstinencia al dejar el tratamiento pueden llegar a ser peligrosos. Es por esto que en caso de que se receten fármacos, estos deberán recetarse de manera temporal. También se incluye una terapia psicológica, donde se puede capacitar a la mente del paciente para que comience a sentirse libre con respecto a la locura, para esto el terapeuta requerirá de varias sesiones para encontrar la raíz del miedo y hacerle frente de la mejor manera.