ACAROFOBIA

En el campo de las fobias que se tienen hacia otro ser vivo y que generan miedos irracionales ante la presencia de algún animal, insecto o persona, se ha incluido a la llamada acarofobia.

El término acarofobia se refiere al miedo hacia las picaduras de insectos o hacia a aquellos insectos que las ocasionan. Otra acepción incluye la que se refiere a los miedos generados por los ácaros en particular y a los insectos microscópicos en general.

Independientemente de ambas acepciones, el común denominador de la acarofobia es un miedo acompañado de una profunda ansiedad hacia insectos cuyo tamaño va de mediano a microscópico, además de lo que dichos insectos producen como el piquete.

La persona que padece de acarofobia se caracteriza por presentar un miedo anormal, irracional, injustificado y persistente hacia las picaduras de los insectos, su mente se obsesiona con la idea de que sufrirán de una picadura, les aterra tanto la causa -el insecto-, el acto -la picadura- y la consecuencia, es decir los dolores y las manifestaciones de hinchazón y comezón que se generan. Su mente da vuelta en todo momento tanto en la causa, el acto y la consecuencia, es por esto que la persona puede llegar a tornarse verdaderamente ansiosa.

Algunos ejemplos incluyen el miedo a la sarna, y esa creencia de que los ácaros se están moviendo debajo de su piel, la mente es tan poderosa que imaginan a los insectos microscópicos ingresando por los poros y comienzan a caminar por debajo de la piel listos para hacer daño.

Los síntomas que presentan las personas que padecen de acarofobia son similares a otros tipos de fobias como la dificultad para respirar cuando están frente a insectos, lo que puede ser tanto físico como no físico -es decir en la televisión, en un libro, en una página web-, se tiene también la presencia de taquicardia, una sudoración excesiva, además de mostrar una pensamiento intensamente ansioso cuando están frente al estímulo que genera a la fobia.

El tratamiento para la acarofobia, incluye forzosamente una psicoterapia, principalmente se hace uso de la Programación Neuro-Lingüistca -PNL- donde a los pacientes se les brinda la oportunidad de encontrar soluciones a partir de la observación. También suele aplicarse una psicoterapia cognitivo-conductual -TCC- a través de un enfoque donde el tratamiento se basa en el conocimiento de la psicología científica y se obedecen protocolos estandarizados, basados en la evidencia. Se hace frente al problema en el “aquí y ahora”, por medio de ejercicios prácticos que se encuentran centrados en los síntomas, el apoyo que presta el psicoterapeuta es en intervenir en los procesos cognitivos -conscientes o no- para encontrar la mejor manera de hacerle frente a la acarofobia.