ASIMETRIFOBIA

La asimetrifobia se conoce como el miedo irracional, anormal y constante con respecto a las cosas asimétricas. Las personas que padecen de asimetrifobia generalmente son personas metódicas, y cuando se dan cuenta que su entorno o su trabajo no se encuentra simétrico, ordenado o como hubiera querido o imaginado que fuera, generalmente termina manifestando una serie de miedos que derivan en un ataque de pánico. Las causas de esta fobia pueden deberse a la combinación de varios acontecimientos externos, como son los eventos traumáticos, así como a las predisposiciones internas, como es el caso de la herencia genética. Tal y como sucede con otros tipos de fobias, cuando la persona presenta el ataque de pánico, se le presentan una serie síntomas comunes a los temores, como son los latidos irregulares del corazón, la respiración rápida, sudoración y dificultad para respirar. Cabe señalar que otras personas pueden manifestar síntomas totalmente diferentes cuando se encuentran en un ataque de pánico, como es la dificultad para articular palabras o frases y temblores incontrolables.

Al igual que otras fobias, la asimetrifobia puede llegar a generar diversos problemas tanto para la persona que la padece como para quienes la rodean, ya que la persona puede mostrarse bastante irritable cuando por ejemplo ve los alimentos acomodados en su plato de una manera asimétrica, dicha irritación y enojo, es una manifestación de la presencia de la fobia, y esto generalmente no es bien entendido por la mayoría de la gente, por lo que surgen los conflictos.

La mejor manera de hacerle frente a la asimetrifobia es el acudir con un especialista de la salud mental, los psicólogos pueden ofrecer asesoramiento para erradicar las preocupaciones derivadas de las cosas asimétricas en el cerebro. Algunas técnicas de psicología que han mostrado eficacia son la psicoterapia, la hipnoterapia y la Programación Neurolingüística -PNL-. Los medicamentos son prescritos en ocasiones muy aisladas, sobre todo para hacerle frente a la ansiedad y para mitigar los ataques de pánico, y son tomados bajo absoluta supervisión médica.