TAASOFOBIA

La taasofobia es posiblemente una de las fobias más comunes pero menos conocidas, así es, un tanto paradójico, pero si analizamos el comportamiento humano cuando está en solitario, pareciera como si siempre tuviera que estar haciendo algo. Pero esto lo comprenderemos mejor cuando se establezca bien lo que es la taasofobia. Esta fobia trata sobre un miedo exacerbado hacia la inactividad o al aburrimiento. También se relaciona con el miedo a estar sentado y/o esperando. Es decir, trata sobre esos miedos que se suscitan cuando una persona se encuentra sin hacer nada, con la particularidad de estar rodeada de gente o en un lugar público como la oficina, la estación de autobuses, una cafetería e incluso un bar. Aunque muchas personas pueden lidiar con la soledad en público, a muchas otras les provoca pavor y una serie de reacciones fisiológicas exacerbadas.

Tal y como sucede con otros tipos de fobias, los síntomas que se manifiestan incluyen ansiedad, temblor, sequedad en la boca, dificultad para respirar, una sensación tanto de terror como de pánico, así como la presencia de latidos cardíacos rápidos.

Las causas de la taasofobia pueden estar relacionadas con la creencia popular sobre la ociosidad y su característica de ser la madre de todos los vicios, es decir, en algunos casos la persona que padece de esta fobia pudo haber tenido una educación muy estricta, en la que se le enseñaba a siempre estar haciendo algo, aunque fuera obsoleto, posiblemente existieron castigos, regaños e incluso golpes si a la persona se le encontraba “sin hacer nada”, y es así como se fue gestando la raíz del miedo. En otros casos, se encuentra relacionado con el miedo a estar totalmente solo, o a verse expuesto en la soledad, en estos casos la persona pudo haber pasado por tiempos de profunda soledad, como es el caso de los niños pequeños que son dejados en casa cuando los padres salen a trabajar, y entonces se fue desarrollando la fobia.

Existen otras causas, pero para encontrar la causa exacta que ha desarrollado alguna fobia en alguna persona, se tiene que acudir a una psicoterapia, en la que se pueden aplicar técnicas de regresión para encontrar la raíz del miedo, y así comenzar a hacerle frente. Es así cuando los especialistas pueden combinar la terapia, entre el encontrar la causa y el comenzar a hacerle frente, en este último caso las terapias que han mostrado ser positivas, son la Programación Neurolingüística –en donde se re-programa a la persona a reaccionar-, así como la Terapia Cognitivo Conductual –en donde la persona re-aprende a actuar a partir de ciertas conductas-.

TAASOFOBIA