SAMHAINOFOBIA

El Halloween es una celebración que tiene raíces meramente paganas, para algunas personas llega a representar una mofa hacia los valores y creencias cristianas. El disgusto por dicha celebración tiene principalmente su origen en los principios religiosos de cada persona, quien no comparte la idea de festejar en torno a rituales paganos de los antiguos celtas, quienes celebraban la ceremonia Samhain para así honrar el ciclo de la cosecha. El 31 de octubre la cosecha terminaba, los celtas se reunían para matar al ganado y muchas veces tiraban los huesos del animal en una hoguera. Muchas personas creían que durante la ceremonia, los muertos se hacían presentes y había que comportarse de cierta manera para que estuvieran contentos y evitar así problemas y dificultades. Es por esto que comienzan a usar máscaras y disfraces variados, para imitar a los espíritus y estar todos en la misma sintonía.

Al día de hoy, el Halloween es para muchas personas un momento de fiesta y celebración, quizá no tanto por una convicción religiosa o por el significado ulterior de la festividad, más bien porque se trata de un pretexto más para organizar una fiesta y pasarla bien. Sin embargo, hay otras personas que se alejan de la idea de pasarla bien o de cualquier pretexto para festejar cuando de Halloween se trata, y es que dichas personas tienen una serie de miedos exacerbados y hasta irracionales ante dicha celebración, esto es lo que se conoce como samhainofobia, el miedo al Halloween, misma que se encuentra dentro de los tipos de fobias situacionales.

La persona que padece de samhainofobia pudo haber tenido su origen por películas de terror, por experiencias narradas en las que llegaron a creer sobre la real presencia de los muertos, pueden ser personas muy susceptibles y sugestionables y que posiblemente padecieron de miedo ante lo no natural durante un tiempo prolongado durante la infancia, en algunos casos se ha encontrado que en un ambiente en el que la superstición era una constante, la persona desarrolla el miedo a lo sobrenatural y cuando llega la época de Halloween, dicho miedo se incrementa hasta llegar a tener verdadero terror hacia la festividad.

Finalmente, como en todas las fobias, la samhainofobia puede ser tratada, con una terapia psicológica de exposición, donde poco a poco a la persona se le va exponiendo ante la situación de temor hasta que es capaz de hacerle frente y superarla.

SAMHAINOFOBIA