GALOFOBIA

La galofobia es una fobia que se refiere a esos miedos que se suscitan a partir de todo lo relacionado con Francia, en donde se incluye tanto la cultura francesa como a los franceses. Tal y como sucede en otros tipos de fobias, las razones para explicar la existencia de la galofobia son muy variadas. Hay quienes la relacionan con la mirada hacia los franceses como un grupo de personas elitistas, con una superioridad cultural y con un desprecio hacia lo que no es francés. Esto es un enfoque meramente cultural. Existe otro enfoque, el de la galofobia política donde tiene que ver con su historia política y su aplicación a lo largo de los años.

Lo anterior nos deja ver, que a diferencia de otras fobias, las razones por las que existe la galofobia pueden estar relacionadas tanto como con la cultura como con la política de una nación, en este caso de Francia; donde el racismo también juega un papel activo.

Sin embargo, los especialistas en la salud mental no dejan de afirmar que al tratarse de una fobia específica, la galofobia pudo haberse derivado a partir de una combinación de eventos de tipo externo -como son los acontecimientos traumáticos- junto con ciertas predisposiciones internas que tienen que ver con la genética y con la herencia. Al ser una fobia específica es posible indagar hasta el momento en el que se gestó la raíz del miedo, lo que generalmente acontece durante la infancia.

Los síntomas de la galofobia varían de persona en persona, los más comunes incluyen una profunda ansiedad, así como las reacciones fisiológicas a partir de un ataque de pánico, como es el tener problemas para respirar, latidos cardíacos irregulares, una sudoración excesiva, boca seca, temblores, entre otros.

Los tratamientos psicológicos que más se han usado para tratar a la galofobia han sido la psicoterapia, la programación neuro-lingüística e incluso la hipnoterapia. En ocasiones, cuando las reacciones al miedo son muy fuertes, se pueden prescribir algunos medicamentos, pero esto siempre es bajo supervisión médica y es sólo para tratar las manifestaciones físicas de la fobia y no en sí la causa que la provoca.

GALOFOBIA