Fobias Extrañas

El mundo de hoy se encuentra lleno de neurosis, ansiedad, estrés, el correr del día a día junto con la tensión y las presiones, son los responsables de nuevas y variadas dolencias, el trastorno del pánico ha dejado de ser algo aislado y poco a poco pasa a ser común. Y aunque no tan aisladas, también se dan más casos de temores y aversiones representadas por fobias extrañas, y el miedo a lo que alguna persona miraría como irrisorio para otra persona puede ser la fuente de sus más profundas ansiedades y angustias, como es el caso de las siguientes fobias:

  • Centofobia: Es una de las fobias más extrañas porque el miedo se da hacia la novedad y las nuevas ideas. Las personas no son capaces de desarrollar ideas creativas y novedosas por el miedo que los limita, pero además ante lo nuevo y lo poco común pueden llegar a sentir una total aversión.
  • Eleuterofobia: Por más extraño que parezca, existen personas con un profundo miedo a la libertad. Las personas que padecen de Eleuterofobia tienen una excesiva necesidad por estar enmarcados y por seguir órdenes, generalmente cuando tienen la libertad ante ellos no saben cómo reaccionar, no saben qué hacer y prefieren regresar al estado previo a la libertad. Muchos adultos mayores que siguen viviendo con sus padres pueden estar padeciendo de esta fobia.
  • Fobofobia: De las más extrañas fobias que existen, se trata del miedo a tener miedo. Esta fobia abre paso a una espiral infinita de ansiedad, se presenta un miedo profundo ante la simple idea de enfrentarse al miedo mismo, o acontecimientos que produzcan miedo. Los que padecen esta fobia generalmente tienen problemas de relacionarse y tienden al aislamiento por no salir de los lugares que consideran como seguros.
  • Gefirofobia: Es el miedo profundo a cruzar un puente. Las personas que padecen esta fobia, se quedan inmóviles frente a un puente, les lleva a la incapacidad total de transitarlo y la ansiedad comienza a manifestarse con síntomas como mareos, falta de aire e incluso desmayos.
  • Halitofobia: El temor de tener mal aliento. Esta fobia está relacionada directamente con el higienismo presente en el mundo occidental, donde el mal olor se ha convertido en sinónimo de ofensa moral. La persona que padece esta fobia generalmente opta por comidas con vegetales y en casos avanzados puede incluso dejar de comer.

Existen otras fobias extrañas que han sido denominadas de esta manera por tratarse de una aversión y miedo morboso hacia otros seres humanos, como es el caso de la lesbofobia -miedo hacia las lesbianas-  homofobia -una aversión profunda hacia las personas homosexuales- y la xenofobia -el miedo y aversión hacia los extranjeros.