EISOPTROFOBIA

La eisoptrofobia es una de las fobias en donde el miedo se dirige hacia los espejos. Dentro de los diferentes tipos de fobias, la eisoptrofobia se considera como una fobia rara y depende de varios factores para que la persona la desarrolle. Cabe señalar que en ésta fobia, los miedos que se presentan no se dirigen hacia la cosa material (espejo) sino más bien a lo que representa un espejo y a lo que refleja un espejo.

En algunos casos la fobia se relaciona con la imagen corporal, si una persona está incómoda con su imagen personal, puede evitar el verse en un espejo. Las personas que tienen miedo a su propio reflejo en el espejo pueden estar tranquilas ante la presencia de un espejo, pero evitar el verse directamente, en un sentido más extremo si alguien llegase a obligar a la persona a mirarse en el espejo, es probable que manifieste síntomas fisiológicos desagradables.

En otro sentido la eisoptrofobia puede estar relacionada directamente con un miedo generalizado hacia los reflejos, y en este sentido no se limita sólo a los espejos, sino también a un material que también refleje algo, como las gafas de sol, o vidrios muy pulidos. En este sentido se relaciona con las imágenes un tanto distorsionadas lo que puede verse como algo irreal.

En un tercer sentido, los especialistas de la salud han encontrado que el temor hacia los espejos también puede estar relacionado con las supersticiones y rituales religiosos. Por ejemplo, una antigua creencia afirma que un espejo es capaz de reflejar el alma de una persona, afirmando que el alma tiene una regeneración cada siete años; por lo que si un espejo se rompe, el alma también se rompe, lo que da por resultado la famosa frase de “siete años de mala suerte”. Otras creencias cubren los espejos del hogar de una persona que ha fallecido recientemente para, de esta manera, evitar que su alma quede atrapada en el espejo. Existen también una serie de leyendas urbanas, en las que se afirma que el espejo es un portal entre el mundo presente y el siguiente.

El especialista se encargará de determinar, primero de que subtipo de eisoptrofobia se trata, y luego llevará a cabo una terapia, generalmente se hace uso de la terapia de exposición, en la que poco a poco a la persona se le va mostrando un espejo, con afirmaciones positivas, y eventualmente la persona abandona el temor.

EISOPTROFOBIA