DEIPNOFOBIA

Una de las fobias menos conocidas es la deipnofobia, y es que sería muy difícil entender que una persona evite el cenar o comer con un grupo de gente por las conversaciones que se suscitan a partir de dicha reunión. Esto es precisamente lo que genera una serie de miedos en la persona que padece de deipnofobia, es decir al miedo a las conversaciones en la cena o comida.

Cabe señalar que en una de las manifestaciones más severas de esta fobia es que la persona que la padece, evita ante todo el comer en situaciones sociales en conjunto.

Como bien sabemos, en los diferentes tipos de fobias, éstas generalmente son desencadenadas por experiencias más bien traumáticas. Por ejemplo un niño al a hora de cenar pudo haber recibido constantemente la orden de que no hablara demasiado, incluso pudieron haber castigos físicos. Otra posibilidad es que la persona haya tenido una experiencia vergonzosa, y si a esto se le suma una recurrencia entonces es más probable que se presente una fobia. Otra razón es que la persona quizá se vio obligada a cenar con un extraño y la experiencia fue totalmente negativa.

Hay que señalar que una persona con deipnofobia, no siempre es una persona tímida, pero siempre encontrará la manera para evitar el comer con alguna persona, si se encuentra ante una situación que no puede evitar, entonces la persona con deipnofobia puede simplemente no comer en ese momento. Generalmente los deipnofobos prefieren comer en casa y comer solos, casi siempre piden su comida para llevar y terminan comiendo en casa.

El tratamiento para la deipnofobia incluye una terapia cognitivo-conductual, en ocasiones se llevan a cabo sesiones de grupo para que las personas eventualmente comiencen a tener conversaciones con otras personas.

DEIPNOFOBIA