BAROFOBIA

La barofobia es conocida como el miedo a la gravedad. La palabra proviene de la palabra griega Baros que significa peso y Phobos que significa miedo. Los miedos que experimenta una persona que le teme a la gravedad se caracterizan por ser irracionales y totalmente inexplicables. Lo que sucede es que la persona cuenta con una visión totalmente distorsionada de la fuerza de gravedad, así como por la coherencia que existe en lo lógico y natural de la gravedad. Se encuentra en el campo de tipos de fobias que son consideradas como poco comunes, sin embargo, la barofobia es una realidad y la persona que la experimenta tiene el temor de ser aplastada por la fuerza de gravedad, o bien que dicha fuerza sea ejercida de manera muy violenta. Muchas veces la persona tiene el miedo a caer sin ninguna razón aparente, salvo por el hecho de la existencia de la fuerza de gravedad. En otro sentido, existen las personas que tienen el miedo de que la gravedad comience a fallar y de pronto comiencen a flotar.

Los síntomas asociados con la barofobia varían según la persona y según la intensidad del miedo, algunas personas pueden llegar a sentirse un poco incómodas y sudar o tener náuseas, mientras que otras pueden tener reacciones llenas de ansiedad y pánico. Generalmente se presentan palpitaciones, boca seca, dificultad para respirar, tensión muscular, así como una sensación de estar atrapado sin posibilidad alguna de escapar.

Al igual que el resto de las fobias, la causa de la barofobia puede deberse a un evento traumático experimentado en un tiempo pasado de la vida que la padece, dicho evento fue tan trascendente que la experiencia comienza a ser asociada de manera automática con la fuerza de gravedad. Puede ser que la persona se haya caído desde una considerable altura y no se haya lesionado; o posiblemente supo de una caída aparatosa de alguien que cayó de una gran altura donde hubieron grandes consecuencias. También existe el caso de las personas que han leído o visto historias de ciencia ficción donde se experimenta la falta de gravedad con sus consecuencias y tal evento haya generado mucho temor en la persona hasta llegar a desarrollar una fobia. Conocer las causas de la barofobia es muy importante ya que así se le puede llegar hacer frente con la mejor terapia psicológica. Se sabe que en la gran mayoría de los casos de barofobia, la persona se ha dado cuenta que la padece, lo que representa el primer paso para curarse, entre los diferentes métodos se incluye la terapia tradicional en la que a la persona se le enseña tanto a reconocer como a hacerle frente a la fobia. Otras terapias como la de exposición y la hipnoterapia han demostrado ser efectivas para ayudar a la persona a curarse de la barofobia.